4 Curiosidades del anime y manga

manga y anime

En esta entrega te vamos a hablar sobre el anime y manga, pero no para hablar sobre alguna creación en especial, sino para comentarte algunos datos curiosos bien interesantes y llamativos que atañen a la temática, y que podrían llegar a interesarte.

4 datos curiosos sobre el anime y manga japonés

  1. El estornudo como superstición. En muchas escenas de manga online y anime, muchas veces un individuo se encuentra estornudando y al instante aparece que alguien está hablando sobre él; esto se hace presente en estos medio de entretenimiento debido a una creencia japonesa de que cuando alguien estornuda sin llegar a estar resfriado, es porque probablemente alguien en ese preciso momento se encuentra hablando sobre aquella persona.
  1. El numero cuatro desapareciendo en ciertos momentos. Si en algún momento llegaste a pensar el por qué el número cuatro no apareció en alguna secuencia de tu manga o anime preferido, ya sea en una escena de números de aparcamiento, de habitaciones, o en otros lugares que requieran secuenciar números, es debido a que el número 4 en japonés de pronuncia muy parecido a la palabra “muerte”, por lo que hay muchas consideraciones evasivas hacia dicho número.
  1. Los trajes de marinero por todos lados. Es muy normal evidenciar en el anime o en el manga que muchos de los personajes tanto hombres como mujeres, llegan a utilizar a menudo trajes como de marinero, y aunque parece extraño, no es porque los creadores de estas series y historietas tengan mentes muy descabelladas, es debido a que anteriormente en los institutos educativos de Japón, especialmente en la primaria, se empleaba una vestimenta muy similar a los trajes de marinero.
  1. Sobre el hilo rojo del destino. En series como Detective Conan, Nanaka y algunas otras, se puede encontrar una clara alusión al “hilo rojo del destino”, y esto realmente referencia a una creencia japonesa de que las personas predestinadas a algún momento estar terminar juntas, se mantienen ligadas a la distancia del “dedo meñique”, por medio de un hilo rojo y que es irrompible.