En general, es una patología que afecta en su mayoría de casos a las mujeres y se refiere a una afección generada en el tejido subcutáneo que puede generar dolores bastante incómodos, al igual que las famosas irregularidades en la piel, que no se ven para nada bien, y de las cuales se habla tanto al relacionar el tema de la celulitis.

¿Por qué aparece la celulitis?

La razón de que la celulitis se haga presente, puede variar dependiendo de cada persona; en general, algunas de las causas mas frecuentes de la celulitis es el factor hereditario, también el estilo de vida que se lleva, o por otro lado incluso temas con relación a problemas de circulación.

4 remedios caseros bastante sencillos

celulitis

En esta entrega te traemos la descripción de una serie de remedios caseros que puedes llevar a cabo para combatir esta patología, que a veces se agrava llegando hasta la celulitis infecciosa, la cual es totalmente indeseable.

  1. Pasta de papaya; para esta receta se emplea explicitamente la papaya como elementos principal, dados los nutrientes y elementos que le componen y puede ser beneficiosos para la piel. Se emplea ¼ de azúcar morena (el oscuro), junto con una cantidad suficiente de papaya; tras tener la pasta lista, se aplica sobre la zona afectada durante 3 minutos, y luego se enjuaga con agua en su punto tibio.
  2. Jabón de avena; otra posibilidad es emplear jabón de avena a diario para tratar la zona afectada, y una vez se enjuague, darle una pasada de manera circular con jabón en base a algas marinas. Es una combinación con grandes posibilidades.
  3. Vinagre de manzana con agua; sirve considerablemente para reducir la celulitis, y consiste en la ingesta de dos cucharadas diarias de vinagre de manzana, disuelto en un vaso con agua.
  4. Integrar a la gelatina en la dienta; la gelatina es muy beneficiosa para tratar la celulitis, y la idea es que la incluyas en tu dieta común, puesto que va a ser un gran soporte para seguir reduciendo la celulitis, y ayudar a su tratamiento.

Recuerda que este es el punto de partida, y debes investigar a fondo la receta correspondiente, que desees llevar a cabo.