El artista ruso Piotr Pavlenski fue arrestado trás de incendiar el Banco de Francia en la Place de la Bastille.

La última performance del ruso Piotr Pavlenski, que incendió una sucursal del Banco de Francia en París, es una de las menos dolorosas que ha realizado este artista político que, entre otros, se ha clavado el escroto al pavimento de la Plaza Roja de Moscú, se ha cosido la boca o se ha cortado el lóbulo de una oreja para protestar por la situación en la Rusia de Vladímir Putin. Aun así, le podría salir muy cara. Pavlenski permanece arrestado y el Banco de Francia amenaza con una demanda. En juego podría estar el asilo político que obtuvo este mismo año junto con su esposa, Oksana Chaliguina, también arrestada por participar en su última acción artístico-política.