Chernobyl a 31 años del mayor desastre nuclear de la historia

El 26 de abril de 1986 murieron 31 personas en Chernobyl, impactadas por un poder nuclear 200 veces superior al de las bombas de Hiroshima y Nagasaki combinadas.

El accidente se produjo en las primeras horas del día, durante una prueba para simular un corte de suministro eléctrico. El aumento súbito de potencia en el reactor 4 de la central produjo el sobrecalentamiento del núcleo del reactor nuclear, lo que terminó provocando la explosión del hidrógeno acumulado en su interior contaminando un área superior a los 50,000 kilómetros cuadrados.

El área permaneció deshabitada por años. La radiación se extendió al menos a 13 países de Europa central y oriental. La lluvia radiactiva llegó hasta Irlanda.

La cantidad de muertes desde entonces por trastornos genéticos, malformaciones de órganos internos y cáncer como consecuencia de la radiación es incierta. Según algunos cálculos, la cifra se eleva a 500.000 muertos. El Museo Nacional de Chernobyl se erigió para exhibir la historia y las consecuencias del incidente, en el cual se puede apreciar, por ejemplo, un animal embalsamado con al menos ocho patas.

Treinta y un años después del peor accidente nuclear de la historia, se puede acceder como turista a la zona de aislamiento, un círculo aproximado de 29 kilómetros de radio rodeado de alambre de púa y observar el daño ocasionado a través del tiempo. El acceso es estrictamente controlado, así que las delegaciones y visitas guiadas suelen recorrer sólo las rutas preestablecidas.

 


Hoy día, los trabajos de contención continúan. El gobierno de Ucrania construyó una mega estructura que sustituirá al sarcófago de hormigón que rodea las instalaciones de la planta.

El sarcófago, que pesa más de 30,000 toneladas y tiene una altura superior a la de un estadio de fútbol, será trasladado sobre rieles para llegar hasta la zona más contaminada.