Fueron hallados los restos del Homo Sapiens más antiguo del mundo

Los restos más antiguos conocidos del Homo Sapiens han sido hallados en un lugar de Marruecos llamado Jebel Irhoud, unos 150 kilómetros al oeste de Marrakech.

La investigación ha sido coordinada por el paleoantropólogo francés Jean-Jacques Hublin, del Instituto Max Planck de Antropología Evolutiva de Leipzig (Alemania).

Hasta ahora la mayoría de los investigadores pensaban que los humanos modernos descendían de una población que vivió en el Este de África hace 200.000 años, pero este nuevo hallazgo indica que el Homo sapiens se extendió por todo el continente hace unos 300.000 años.

Esto supone un cambio de 100.000 años respecto a los restos más antiguos encontrados hasta ahora, que tenían alrededor de 195.000 años de antigüedad y que fueron hallados en Etiopía, lo que subraya que “el surgimiento de los humanos modernos podría no estar únicamente limitado al África subsahariana”.

Por ende, este descubrimiento, cambiaría por tanto el origen temporal y geográfico de los homínidos, los restos confirman que el Homo sapiens estuvo presente en todo el continente.

Los restos encontrados son cráneos, dientes y huesos largos de al menos cinco individuos y que fueron hallados en una campaña que comenzó en 2004, también se encontraron herramientas de piedra, huesos de animales y evidencia de fuego dentro del mismo lugar.

Los rasgos faciales de uno de los cráneos parecen de un humano moderno, pero el cerebro es muy alargado y casi arcaico característico de los seres humanos tempranos.

Según los expertos, los homínidos encontrados en Marruecos “representan la fase de evolución más temprana del ‘Homo sapiens'”.

Una segunda investigación, liderada por Shannon McPherron, afirma que las herramientas de piedra halladas son las habituales de las culturas de la Edad de Piedra Media Africana, lo que unido a la datación termoluminiscente confirma la antigüedad de los restos.

Hasta ahora se pensaba el hombre actual descendía de una población localizada en África del Este. Teoría que queda completamente cuestionada con el hallazgo de Jebel Irhoud.