Esta es la increíble historia de una pequeña cámara GoPro que se negó a morir y soportó el poder de la lava. Puesta en una grieta de un volcán de Hawaii, el dispositivo se incendió, pero resistió de todos modos y ¡nos ofreció estas magníficas imágenes!