Mientras Emmanuel Macron (el nuevo presidente francés) estaba en una reunión en su oficina del Elíseo, su perro no tarda en marcar su territorio orinando en la chimenea. :v