¿Sabías que los bonsái existen desde hace unos 1000 años?

bonsai

Un bonsái es un árbol de pequeña escala, o que también se denomina como miniaturizado, y se cultiva bajo una serie de procesos preestablecidos que permiten hacerlo adquirir dicho curioso aspecto de reducido tamaño. La etimología del término “bonsái”, es bastante llamativa, y se trata de una derivación que hace referencia a que es un “pequeño árbol en maceta de reducidos bordes”.

Para tener presente al momento de regalar uno

Ciertamente son agradables, y bastante atractivos, y es probable que si tienes uno, llegues a desear en regalar un bonsái a alguien especial; sin embargo debes tener en cuenta que al tratarse de un ser vivo, requiere de cuidados, más allá de recoger sus hojas, o echarle agua. Por lo que debes pensar, si esa persona quien piensas regalar uno, está en capacidad de cuidarlo, o si realmente le gustaría disponer de una de estas bellezas.

Proceso de cultivo de un bonsái

Los bonsái existen desde hace unos 1000 años

Sin explayarnos, se inicia y con una descripción muy general, les comentamos que se inicia el cultivo haciendo uso de muy poca cantidad de tierra, en conjunto con una matera de “reducidos bordes” –como se infiere en el significado de su nombre–, o que viene a ser una matera de poca profundidad. Conforme el árbol va presentando crecimiento, se van sometiendo las ramas, y las raíces, a una poda constante, para que sea posible el robustecimiento del árbol y se dé lugar a la limitación de su altura.

Y es necesario añadir, que en este proceso se logra mantener las proporciones del árbol, que ya en su pequeña escala, sigue demostrando esa ostentosidad y forma, que podríamos evidenciar en arboles de gran escala.

Los bonsái pueden vivir gran cantidad de años

Se conocen ejemplares vivos a los cuales se les atribuye incluso 500 años de edad, por lo que se sabe que estos árboles pueden gozar de una extensa vida. La técnica nació en Japón a partir del siglo XIII, y se estima que existe desde hace unos 1000 años, y desde entonces ha ido evolucionando hasta convertirse en toda un arte –y foco comercial–.

Un bonsái posee un gran significado, especialmente para las familias unidas, pues al permitirse pasar de una generación a otra, se hace presente el símbolo de continuidad familiar, y también una manera de venerar a los antepasados.