En parques zoológicos, los equipo veterinarios siempre se ocupan de los animales. Pero la verdad es que, a pesar de todos los esfuerzos del mundo, estos lugares no son de ninguna manera el hábitat natural de los animales salvajes.

¿Y si fueran los seres humanos los que están en cautiverio? Esta es la lógica de este zoológico en China, el Lehe Ledu zoo en Chongqing. El zoológico donde las cosas son al revés; los animales están libres y los humanos enjaulados. Ahí, se da la oportunidad de enfrentarse a los depredadores reales, no tigres dormidos y cansados de dar tantas vueltas en las jaulas.

Sin embargo, el dueño del zoológico quiere hacer una advertencia: “es imperativo que los visitantes mantengan sus manos dentro de la jaula. ya que un tigre hambriento no sabría diferenciar un brazo del desayunar”.